¿Enseñar con alegría o maestro "bufo"? Video para el olvido...



No debe haber nada más “simplemente" brutal que el vídeo realizado por Presidencia de la Nación para el día del maestro en este último 11 de septiembre como demostración del vulgar y ordinario libreto que guía el pensamiento y la acción del gobierno nacional en el hecho educativo. De cerril obscenidad, el video podría ser la síntesis de la antiestética y de la antiretórica kirchnerista, grotesca y embrutecedora y de la política populista desarrollada en los últimos 10 años en el área educativa… Seguramente un video producto de alguna “bacanal laclauniana” conformada por jóvenes “creativos militantes” del “modelo nacional y popular, de crecimiento, con inclusión social”…
En estos últimos años ha  surgido en diversas regiones del mundo, incluida la Argentina, fuertes cuestionamientos al papel del maestro en la escuela. Se le recrimina trabajar pocas horas, tener demasiadas vacaciones, poco o nulo compromiso con la tarea escolar y algunos cuantos males más. En ese marco, muchos padres lo culpan de los problemas de aprendizajes de sus hijos, que no dedica suficiente tiempo a la enseñanza, que tiene poco interés, que está poco preparado para el desafío, que le falta vocación…

La profesión docente entonces, bajo sospecha… En sus discursos, la Política cada tanto busca exhibir las bondades de la Educación, su importancia en el progreso económico y social de un país y una sociedad y consecuentemente muestra su  admiración y reconocimiento por el ejercicio de la docencia. Sin embargo, en muchos casos (este video no se salva) los hechos contradicen a las declaraciones… Por cierto, acá no se los culpabiliza; sólo se los hace quedar como “lo único malo de la escuela”, “los amargos y aburridos”... Parece como que se espera de ellos que se conviertan en algo así como “Piñones Fijos” o “Caramelitos” de las instituciones educativas: poco más que “idiotas” con los cuáles los alumnos puedan divertirse… Algo bien rebelde, bien transgresor, bien “progre”…

Los docentes reclaman cotidianamente por la falta de reconocimiento social a su labor. Insatisfecho, el maestro siente que ha perdido el prestigio de otros tiempos. Sin dudas la culpa no proviene sólo desde fuera del colectivo docente: algo pasa y debe ser revisado… Pero el escarnio, la burla, la mofa no parece ser el camino más productivo para eso… En varios países se trabaja en profundidad desde hace años en estos temas. Sus sociedades, están preocupadas, y ocupadas, buscando diferentes estrategias para revertir esa pérdida de crédito del maestro. Argentina, por lo visto, no parece estar en el grupo de esos países… No se entiende cuál es el aporte en la búsqueda de consideración mostrarlos como “cachondos personajes” escolares…

Las investigaciones corroboran que la pérdida de legitimación impacta sobre quienes desempeñan la tarea docente pero advierten que la huella más profunda se produce, y a muy corto plazo, en los que se están formando: en chicos y adolescentes que aprenden. No puedo imaginar (prefiero no imaginar) los efectos sobre la vida de la Escuela EPB Nº 13 de Campana, Provincia de Buenos Aires; en Nelda, la directora; en Mariana, Ivana, Carina, Cristina y Romina, las maestras que prestaron a la “diversión” o en Juan Pablo, Lucia, Abril, Alma, Teo, Giuliana y Agustina, los chicos participantes… Imagino sí -no hace falta mucho para eso- las consecuencias, a mediano y largo plazo, si el discurso que subyace triunfa socialmente… Habrá que trabajar mucho para que el maestro ocupe ese lugar central al que todos aspiramos que regrese… Los maestros deberemos hacer mucho para ello… Los padres deberemos hacer mucho para ello… Los poderes públicos también… o por lo menos no hacer lo contrario…

Aquí el video…
 

Comentarios

  1. No es desproporcionada la mirada sobre la incorporación de la alegría en lo que el hombre hace; de hecho, amar, apasionarse y ser feliz en una actividad o profesión es el ideal -no siempre alcanzado para la mayoría de la sociedad. No obstante, hablando de aburrimiento y de tanta maestra tan poco "cool" - palabra adoptada por nuestra Presidente - el video proyecta una realidad sesgada. La otra, la que viven los alumnos y docentes, es: los mismos bancos y sillas de siempre - en cuanto a modelo, no a estado - el mismo pizarrón, las tizas, los mapas, escuelas de antaño, bancos en fila porque por una cuestión de espacio y número de alumnos es imposible distribuirlos de otra manera. Podríamos seguir con los baños sin decorado ni perfumes para hacerlos "alegres", el patio sin juegos para niños... Es cierto, falta alegría en las escuelas; pero no por parte de las maestras.

    ResponderEliminar
  2. Antes que docentes somos seres humanos. Del clima institucional, laboral y familiar depende nuestro estado de ánimo.Me acorde de unas de las virtudes del maestro, según Freire "LA VIRTUD DE PRACTICAR UNA PACIENCIA IMPACIENTE" "Ten paciencia, hijo mio, porque tuyo será el reino de los cielos" El reino debe ser hecho aquí mismo, con una impaciencia fantástica.Otra virtud "SABER LEER EL TEXTO A PARTIR DE LA LECTURA DEL CONTEXTO"

    ResponderEliminar
  3. No había visto el video. Me parece lamentable. Primero me gustaría definir alegría. De la RAE (primera acepción): "Sentimiento grato y vivo que suele manifestarse con signos exteriores." Creo que el sentimiento más grato que tiene quien enseña (y lo digo como docente), es la alegría del otro cuando se da cuenta de que puede hacer algo con lo que aprendió. Que puede escribir, sumar, multiplicar, dibujar, hacer un gol, tejer, curar, construir un puente. La alegría del docente no es bailar, es llorar. Llorar de la emoción cuando un ex-alumno te encuentra en la calle y te dice "hola seño", "hola profe". Quizás el estado se tendría que preocupar por dar a los maestros mejores instrumentos para encontrar esa alegría. Al estado no le interesa desde hace muchos gobiernos, que haya gente educada. La gente educada, piensa. Y eso es peligroso. El video es un burla, no sólo a los docentes sino a toda la población.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Un tema a resolver por los maestros.

Sindicatos. Docentes. Comienzos de clase. Paros ¿Por qué llegamos hasta acá?

Ley de obligatoriedad de sala de 3 años. Aportes para el mejoramiento del proyecto oficial