Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2014

Ser riguroso: condición para mejorar la gestión en Educación

Imagen
Cuando hablamos del “Presupuesto” en Educación tenemos la pésima tendencia de reducir todo al porcentaje que representa ese rubro en el total de gastos de un gobierno. Entonces nos enroscamos en estériles discusiones. Unos dicen “el presupuesto educativo debe ser del 25%”, o “del 30%”, o el porcentaje que más le guste al interlocutor de turno. En broma, en mi caso y porque me interesa que Educación tenga “mucha platita disponible” siempre digo que no me alcanza ¡pido el 100%! Ahí se termina la discusión: toda la plata sólo para Educación… Si en algún momento alguien satisface “mi capricho” el problema seguramente lo tendremos al momento de definir el financiamiento de todas los demás bienes y servicios que produce un Estado. Es casi una regla que estas cosas a ningún educador le interesan. No lo veo tan preocupante. Peor es escuchar a algunos funcionarios o legisladores que con total irresponsabilidad opinan igual. Piden cada vez más para Educación sin decir a qué sector del Estado l…