Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2010

Sobre “tomas de escuelas” y presupuestos no ejecutados

Imagen
Nadie puede estar de acuerdo con que un adolescente ocupe su tiempo en tomar establecimientos educativos, no concurra a clase o impida que otros lo hagan en vez de estar aprendiendo y divirtiéndose como debería ocurrir con cada chico de nuestro país. Una gran mayoría de los adultos esperamos que esto suceda de esta manera. Entonces es responsabilidad de los adultos que las condiciones materiales para aprender se den sin necesidad de que los chicos tengan que pelear por ellas. En las últimas dos semanas un total de 26 escuelas medias estuvieron alternativamente “en toma”. No es nueva esta situación. Es bien conocida por esta misma gestión. De hecho por problemas de otro tipo esta gestión tuvo una “escuela tomada”, la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano en Villafañe al 1300 en la Boca, durante casi 7 meses a finales del año 2008 y principios del 2009. Es cierto allí no hubo suspensión total de clases (en el medio estuvo el receso estival) pero la “norma” fue la “toma” y el gobierno…

Improvisar, sólo para el jazz…

Tras la segunda guerra el músico de jazz no aspira a dirigir su propia orquesta. La tendencia es formar pequeños grupos, actuar en pequeños clubs: una verdadera revolución. Muerto el swing, cae el interés por bailar y la libertad entra definitivamente al jazz. Un nuevo estilo se impone: el bebop. Asumir riesgos es lo nuevo e inventar sobre la marcha hace que los músicos se vuelvan creativos y dejen de existir los límites. Recrea melodía a partir de la armonía, improvisa sobre melodía o escalas, el músico por encima del compositor. Y aunque la improvisación no es la única característica que define al jazz, es esta libertad la que lo convierte, para mi gusto, en la música más atractiva que se pueda tocar.
Pero dejando el ámbito musical, la improvisación, según el Diccionario de la Lengua Española es “hacer algo de pronto, sin estudio ni preparación” y con este concepto me gustaría contrastar la imagen resultante del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Hace más de dos años venimos esc…

Los únicos privilegiados serán... los miembros de las juntas de clasificación docente?

El Estatuto del Docente de la Ciudad, norma que regula el trabajo de los maestros y profesores, define el procedimiento para el acceso a los cargos y la carrera docente: una inscripción anual, juntas docentes que califican y clasifican por títulos y cursos realizados por los maestros y concursos de oposición y antecedentes.
Las juntas están formadas por 9 docentes: 6 ligados a los sindicatos, elegidos por los mismos docentes y 3 más designados por el Poder Ejecutivo. Su función principal: confeccionar los listados que se utilizan para llamar a suplentes, interinos, titularizar o ascender. Sin dudas un dispositivo mucho menos arbitrario que la designación del poder político de turno.
Finalizado ese período los miembros de estas juntas vuelven a trabajar en las escuelas, en los cargos que tenían. Lo sabio de este sistema es que mientras un docente es miembro, no es calificado. Así se garantiza que no sea “juez y parte” en el armado de estos listados. Lo que se llama comúnmente, imparcia…