Atentando contra la Educación

En un país normal sería tan obvio como improductivo darle entidad a la Resolución N° 1057/14 de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires. Conceptualmente horrenda... Una de esas cosas que hacen pensar que en este país lejos estamos de la "belleza", en un sentido filósófico, platónico... Un país en que ciertas representaciones mentales vienen instalándose en la escuela, en la Educación, en la sociedad...

Una de estas ideas es que el Estado debe garantizar el "egreso" de alumnos del sistema educativo. Allí se justifica parte de la medida ¿Cómo se garantiza el egreso? ¿Y si no aprendiste o no alcanzaste los objetivos? ¿Qué acredita un certificado o un título? Si la institución escolar no está para modificar el destino de los alumnos ¿Para qué servirá? Esa farisea idea incluida en la Ley Nacional de Educación que lamentablemente todo el "progrerio tilingo" aplaudió en ese año 2006. Primer atentado.
Por otra parte, en esta resolución existe esa lógica de escindir derechos de obligaciones. La resolución se enorgullece de abandonar la "tradición del sistema centrado en la obligación de los individuos". En esta línea se inscribe otro concepto transmutado: el de la obligatoriedad, hoy casi sólo pensada desde una dimensión Estatal y escolarizada. Ampliación de derechos, lo llaman... Derechos sin obligaciones... Parece una tontera pero nadie se anima a poner en un papel que los maestros "deben enseñar" y los alumnos "deben aprender"... Segundo atentado.
Como esa lógica de falsear el concepto de "inclusión", transfugueándolo por el de "transcurrir". Incluir es aprender no "pasar por"... Y como "la inclusión" no es privativa del "progresista", tampoco "la excelencia" es privativa de "la derecha". El conflicto posiblemente surja cuando algunos "cráneos" intentan aplicar estas categorías al hecho educativo como tal... Los pibes "están" en la escuela y con eso alcanza. Ahora como hay muchos que no avanzan (repitencia y sobreedad) no debemos "estigmatizarlos" (estigmatizar, verbo que se puso de moda) y hay que "subsidiarle" la nota de las evaluaciones para que alguna vez egresen... De aprender, poquito... Tercer atentado.
Sin dudas, hay responsabilidad de toda la dirigencia en esto. Dirigencia chapucera, oficial u opositora, que poco le interesa la rigurosidad conceptual a la hora de tomar o aceptar decisiones. "Total los melones se acomodan en el camino"... Entonces por acción u omisión, se consolida la creencia de que se es "políticamente correcto" si aceptamos que un chico "transcurra" en vez de que "aprenda" en una escuela... Más que correcto algo "políticamente idiota"...
Ciertamente todos deberemos hacernos cargo en la cuota parte que nos toque. En especial aquellos que creyeron y hoy ponen el grito en el cielo, que este gobierno nacional "vino a transformar" algo. En efecto ¿porqué pensar que este gobierno fraude en muchísimas cosas no buscaría el fraude en Educación? ¿Qué haría que eso no sucediera? ¿Por qué denominar "progresismo" a una clara política "conservadora" en Educación? En todo caso, si transformó, en verdad lo hizo para peor...
Ayer fue 11 de septiembre, día en que se recuerda la figura de Domingo Faustino Sarmiento. Pensar que después de ser presidente, Sarmiento ocupó el lugar que hoy ocupa Nora De Lucía, la actual directora general que promovió estos cambios. Esta imagen parece una apretadísima síntesis de un siglo "y monedas" de Argentina: "todo para atrás" en un país donde "lo mediocre, paga"...

Les dejo aquí copia de la resolución de casi 60 páginas por si quieren amargarse un rato más...

Comentarios

  1. "Garantizar el egreso" en si mismo no significa en absoluto que las obligaciones quedan de lado. De la misma forma que la ley "garantiza la vida" no significa que te alimentarán gratis ni que te ayudará a engañar a la Parca al menos tanto como Matusalén.
    La "garantía del egreso" pasa por evitar que ocurra aquello de "a los ricos los dan/ por bien examinados/a los pobres les dicen/ que no son ilustrados", que existan escuelas e incluso instancias examinadoras donde "apelar"(por demostración) los fallos "de primera instancia" que impliquen repetir años.
    Cuando la "garantía del egreso" se convierte en el "solo transcurrir" que ud muy bien señala el problema -y las medidas técnicas que lo provocan- es político pues la democracia se ve gravemente afectada con la ignorancia al degradarse la calidad de la opinión y el voto de los ciudadanos.
    En definitiva este problema y muchos otros vienen de que "lo mediocre, paga" . Gracias por haberlo señalado con este artículo en su blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Un tema a resolver por los maestros.

Sindicatos. Docentes. Comienzos de clase. Paros ¿Por qué llegamos hasta acá?

Estados Unidos, Educación y algo más que elegir un presidente...