¿Y si cambiamos el juego? Del "gana-pierde" al "gana-gana"


Hoy se está cumpliendo el cuarto día de paro por el conflicto docente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El problema de fondo: el cambio de los mecanismos de ingreso y ascenso en la carrera docente con la posible desaparición del actual modelo centrado en Juntas de Clasificación manejadas por representantes de los propios docentes.
Para los que no conozcan el tema les recomendamos leer la siguiente nota en este blog, para retornar posteriormente a esta nota.
Para los que ya lo conocen no hace falta explicar mucho más…
Con seguridad, si el lector siguió el tema desde el inicio del conflicto, a esta altura, tendrá bastante y variada información para evaluar posiciones e intereses y definir su propia “posición” frente al tema en cuestión. Por eso nos pareció vano abonar en ese sentido.
Sin embargo, por el propio devenir de los hechos, deben ser pocos los que han reparado en la estrategia general de negociación utilizada por los actores que intervienen.
Las estrategias de negociación definen la manera en que cada parte trata de conducir el conflicto con el fin de alcanzar sus objetivos. Existen varias estrategias pero son dos las que nos interesan para ilustrar el presente caso. Una de ellas una constante en los últimos años…
La primera se inscribe en una lógica desintegrativa. Es la estrategia de "ganar-perder" o también denominada competitiva que se caracteriza porque cada uno busca alcanzar el máximo beneficio sin preocuparse por la situación en la que queda el otro. En el fondo es una lógica basada en el individualismo… No se ve a la otra parte como un colaborador, sino como un contendiente al que hay que derrotar, por lo que se manifiesta una débil o nula cooperación. Las partes desconfían mutuamente y utilizan distintas técnicas de presión con el fin de favorecer su posición… Lo único que importa es “la victoria final”… Existe un peligroso riesgo al seguir esta estrategia: aunque se puede salir victorioso a base de presionar, devastar y finalmente destruir al oponente, éste, convencido de lo injusto del resultado, puede resistirse a cumplir su parte del acuerdo. O lo que es peor derive en una estrategia “perder-perder” donde los egos, hacen que las partes quieran hacer tanto daño al otro que no les importe nada… tampoco su propio objetivo…
Los que saben sobre estos temas recomiendan que la estrategia de "ganar-perder" sólo se debería aplicar en una negociación aislada ya que el deterioro que sufre la relación entre partes hace difícil que el perdedor quiera volver a negociar… algo que no parece ni aconsejable, ni posible en este conflicto… (recordemos que en el centro están los que aprenden).
La segunda, menos utilizadas por estas tierras, es la estrategia de "ganar-ganar" o colaborativa, basada sobre lógicas integrativas, en la que se busca que ambas partes ganen, compartiendo el beneficio. En la estrategia "ganar-ganar" se intenta llegar a un acuerdo que sea mutuamente beneficioso. En este tipo de negociación se defienden los intereses propios pero también se tienen en cuenta los del oponente. No se define al otro como un “hostil” sino como un colaborador, con el que se puede y debe trabajar estrechamente, con el fin de arribar a una solución satisfactoria para todos. Este tipo de negociación genera un clima de confianza. Ambas partes asumen que tienen que realizar concesiones, que no se pueden atrincherar en sus posiciones. Probablemente ninguna de las partes obtenga un resultado óptimo, pero sí un acuerdo suficientemente bueno. Ambas partes se sentirán satisfechas con el resultado obtenido lo que garantiza que cada una trate de cumplir su parte del acuerdo.
Es más, si las cosas están bien encaminadas, es muy probable que este clima de entendimiento haga posible que, en el transcurso de la negociación, se pueda ampliar el área de colaboración con lo que, al final, la "torta a repartir”(permítannos esta vulgar metáfora) puede ser mayor que la inicial.
Para concluir, se puede considerar que la estrategia de "ganar-ganar" es fundamental en aquellos casos en los que se desea mantener una relación duradera, contribuyendo a fortalecer los lazos. Algo que en nuestro conflicto debiera ser básico…
Los entendidos en resolución de conflictos y negociación mantienen que esta estrategia se puede aplicar en la mayoría de los casos. Eso sí, sólo hace falta la voluntad por ambas partes de colaborar.
Esta parecería ser la solución de cualquier negociación. Lamentablemente problemas de diversa naturaleza (emocionales, falta de información, egos encontrados, falta de pensamiento sistémico y otros) no permiten que esta solución ideal sea la que predomine en la mayoría de las negociaciones. Y en nuestro país menos en conflictos entre gremios docentes y los gobiernos…
Expuestas ambas lógicas y estrategias… ¿Cuál de las estrategias detalladas aquí le parece a Ud. que prima en este conflicto? De acuerdo a la respuesta que dé serán los resultados finales. Sin dudas, los acontecimientos sucedidos en la Legislatura porteña durante la mañana del mismo día del paro, en momentos en que las comisión de Educación y Legislación del trabajo tenían previsto finalizar el análisis y emitir dictamen respectivo que habilitaría el debare, en el recinto, al proyecto de ley que reforma el sistema de Juntas de Clasificación.  Teniendo en cuenta que en el medio está la Educación de todo un pueblo (en este caso el de la Ciudad de Buenos Aires) ¿sería mucho desear que las partes pudieran utilizar metodologías más cercanas a la segunda lógica que a la primera? Un poco más de setecientos mil personas que aprenden todos los días en esta Ciudad agradecerían que los jugadores cambiaran de juego…

Comentarios

  1. Es linda la teoría. Pero - el menos en este caso - la realidad tiene otros condimentos.

    Los proyectos que quieren modificar el estatuto están fundamentados sobre la base de mentiras, falacias y contradicciones. No hay ni un mínimo margen para colaborar sobre estas propuestas.

    Si alguien te ofrece diarrea para comer, no podés negociar y llegar a aceptar caca. Hay veces que ¡no es no! Los adultos debemos enseñar a poner límites y en especial los docentes.

    Hay mucho más, pero por ahora dejo por aquí.

    Atentamente, Maestro de Grado.

    ResponderEliminar
  2. AVISO IMPORTANTE: Está ocurriendo algo con los comentarios a esta nota. En principio molestan 2 cosas. La primera es la falta de respeto (no a mí) a los posibles lectores de mi blog. En general al muy bajo nivel de desarrollo de ideas y argumentación, se agregan la pésima forma en que se expresan muchos (malas palabras, amenazas, vulgaridades o maltrato a terceras personas). La segunda, que en general coinciden con la anterior, es el "falso amparo" en el "ANÓNIMO", convirtiendo el blog en plataforma de arteros a taques a personas, algo para lo cual no fue concebido. Por eso decidimos no habilitar los comentarios para esta entrada que tengan este tipo de características. Lo lamentamos ya que es la primera vez en casi 10.000 entradas en este blog que debemos tomar este tipo de decisión...

    ResponderEliminar
  3. La verdad, aunque es deprimente tener que hacerlo, no es novedoso que al moderar un foro haya que utilizar mecanismos de control de lo que se publica. Lo que llama la atención, y dolorosamente, es que el grupo de gente que puede estar interesado en este tema sea quien usa la agresión, el insulto o el ataque personal. Si quienes pertenecemos al sector educativo no podemos controlar nuestras palabras y nuestra conducta, qué les espera a los niños y jóvenes que se supone que educamos??????
    Ya aportaremos al tema de fondo, pero me parece que la reflexión del autor da mucha tela para cortar....

    ResponderEliminar
  4. Ojalá se hubiese tenido en cuenta el mecanismo de "gana-gana" trabajando junto a los docentes en ejercicio para mejorar el sistema. Qué diferente sería presentar un proyecto realizado en consenso con las partes interesadas, proyectado conjuntamente a través del diálogo y/o encuestas, después de varios debates compartidos por todos los actores del sistema educativo de la Ciudad de Buenos Aires. Pero lamentablemente, cuando se juega por detrás, intentando modificar una ley, si porque el Estatuto del docente es Ley, y sin la participación de las partes involucradas...es un juego sucio en el que, seguramente, el interés es otro. Es lamentable.

    ResponderEliminar
  5. No se si perdió lo que escribí, asi que por las dudas lo repito.
    No es raro que quién mantiene un foro deba tomar medidas que corrijan el abuso del espacio brindado para opinar. Lo que resulta doloroso y lamentable es que quienes no podamos controlar nuestra pasiones y nuestros modos seamos miembros de la comunidad educativa, porque por eso leemos esta nota en particular.
    Si nosotros actuamos así, me pregunto como estaremos educando a nuestros niños y jóvenes. Creo que esta pregunta se debería sumar al planteo de Flavio, porque me parece que da mucha tela para cortar.........La próxima, sobre "ganar, ganar" vs. "ganar, perder".

    ResponderEliminar
  6. El principio del gana-gana no desestima la legitimidad de las partes... Es legítimo que un gobierno quiera definir la política educativa y también los docentes a través de sus representaciones gremiales tienen toda la legitimidad para defender sus derechos. El problema es cuando los docentes creen que esa legitimidad es mayor que la de los legisladores para debatir sobre una ley o quieren arrogarse esa representación y función. Sí, es bueno que el Ejecutivo, como ha hecho otras veces (este mismo o el radical del alo 1985) garantice espacios de consulta para arribar a mayores consensos. Pero el debate y la aprobación de una ley, en nuestro sistema todavía la realiza el parlamento (en este caso la Legislatura). Allí radica uno de los problemas de base frente al actual conflicto...

    ResponderEliminar
  7. Gracias a Laura, Maestro de Grado y Pabucata por sus aportes... Creo haber en parte respondido a Maestro de grado en el anterior comentario...

    ResponderEliminar
  8. El sistema de calificación y designación actual es transparente. No entiendo la necesidad de modificar algo que, justamente, si funciona, cuando habría tantas otras cosas para mejorar y acordar modificar dentro de nuestro sistema. Por qué crear un cargo de Maestro de Maestros cuándo lo necesario sería recuperar el lugar pedagógico que la conducción fue perdiendo a través de los años por la exhaustiva demanda burocrática, creando si lo quisieran, cargos administrativos para delegar funciones de esta índole. Por qué no crear gabinetes de orientación y ATENCIÓN escolar y Fliar. en cada escuela, con una funcionalidad real acorde a las necesidades de resolución de conflictos inherentes a los cambios sociales actuales. Por qué no intentar mejorar la calidad educativa brindándoles mejores condiciones laborales a docentes y mejores condiciones edilicias a los alumnos que, a veces, nos encontramos dando clases en ambientes poco adecuados en condiciones edilicias precarias? Si quieren convertir el sistema educativo en una empresa, entonces también tomen ejemplos de las grandes empresas para fomentar mejores condiciones laborales, implementando estrategias que resguarden la capacidad laboral de un empleado protegiéndolos del stress que baja las defensas del organismo y propicia condiciones para la entrada de virus con los que convivimos a diario. Lamentablemente no hay peor sordo que el que no quiere oir, ni ciego que el que NO QUIERE VER. Este es el gran problema de nuestro país que dificulta y atrasa el crecimiento. No querer ver...

    ResponderEliminar
  9. LauraAle por las diferentes propuestas que hacés creo que es dificil encauzar debates. En principio son todas atendibles... Imaginemos que tenés razón en todas ¿Qué tiene que ver con la forma de clasificar a los docentes? Es una vieja táctica no conciente, pero muy común en la Argentina la de desviar los debates. Empezamos por "A" pero como creo que "A" no me conviene discutir introduzco en el debate "B"... Y cuando no puedo justificar "B" metó "C", "D" y "E"... Pero más interesante es tu análisis sobre ciertas "discapacidades" de los que no comulgan con tus ideas. Y allí radica el problema: "los que no piensan como yo son discapacitados"... Si la verdad solo la tienen unos y otros no, será muy dificil avanzar... Te recomiendo que recorras todo el blog ya que ahí te darás cuenta que no soy parte de ese segmento de discapacitados del cual hablás... Lo que sí será dificil que me embanderes con el otro de los "iluminados"...

    ResponderEliminar
  10. El siguiente es un comentario que nos llegó por correo electrónico y no quisimos dejar de publicarlo. Gracias Jorge por el envío.

    Estimado Flavio, por dos veces formulé un comentario al último artículo recibido - respecto de la discusión por las Juntas - pero cuando los envío no sé manejar las formas de hacerlo, por lo que supongo que no te llegan
    me tomo el atrevimiento de hacerlo por acá y dejo a tu arbitrio la publicación del mismo o me brindes clases de cómo hacerlo vía blog
    - no puedo menos que compartir con vos todos los conceptos vertidos acerca de cómo ganar o cómo perder - abono totalmente la modalidad colaborativa
    - no obstante por haber sido uno de los redactores del borrador del Estatuto y miembro de Junta comprenderás que soy un ferviente defensor de ambos
    - brego porque se trabaje seriamente en las modificaciones de fondo y no "ocasionales" de la norma y que las Juntas se integren con miembros idóneos, capacitados pero, sobre todo, éticos (también los designados por el Ejecutivo que, a veces, son moneda de cambio)
    - no quiero parecer retrógado ni conservador pero las "primeras Juntas" fueron las mejores - todo se desquició después de la transferencia de los servicios 1993/94
    - entiendo fuertemente que las Juntas deben ser informatizadas (vos podrás hablar con más autoridad al respecto) y sus miembros aprender a trabajar con los nuevos recursos a la vez que lo hacen también sobre el Estatuto que fue, es y será su herramienta de trabajo
    - si el tema pasa por la cantidad de "colaboradores" debe priorizarse la calidad por sobre la cantidad - no puede ponerse en juego la permanencia de una institución democrática por semejante egoismo
    - ética y calidad, junto a mejores recursos, conducen a más y mejores resultados evitando demoras, retrasos y manejos espúreos
    - a ello debe agregarse un cronograma anual confeccionado conjunta y consensuadamente además de monitoreado por la Coordinación de Juntas y por el propio Ministro (no olvidemos que la dependencia de estas Instituciones es directa hacia él)
    - debe evitarse el bochorno de ver cómo un Ministro debe dictar una resolución fijando plazos para la producción de listados
    - el egosimo de pocos no puede hacer perder el valor de las Instituciones - ello nos retrotrae a momentos oscuros de la historia reciente en los cuales (nos decían) que por "ellos" debían suprimirse "éstas"
    - algunos, que se dicen dirigentes, parecen haberlo olvidado
    - no hay que hacer el juego a quienes buscan esta supresión, porque su accionar y ¿representatividad" siempre buscó ésto prefiriendo caminar los pasillos legislativos promoviendo leyes de titularización masiva (lo hicieron en el pasado y buscan hacerlo en la actualidad)
    - la Institución está antes que el desempeño de los hombres que la integran por eso debe resguardarse, con los cambios que merece, pero nunca su supresión
    - eso es la verdadera DEMOCACIA (sin aditamentos de progresista, popular, nacional)
    - ella es todo eso y mucho más
    gracias por la lectura
    abrazo

    JORGE VIAPIANO

    ResponderEliminar
  11. Perdoná Flavio si se mal interpretó lo de No ver y no oir, no por discapacidades, con las que convivo y atiendo y que tienen mucho más para ofrecernos de lo que muchos creen, sino por la negación de ver lo perfectamente visible por el simple Hecho de no querer hacerlo. hay prioridades, simplemente eso.
    Cuándo me preguntás qué tiene que ver con la clasificación docente, te comento, que los cargos a los uno aspira y accede es por el puntaje otorgado por las Juntas, ya establecido y claro para todos los que estamos en el sistema. Al crearse un cargo de Maestros de Maestros, en qué lugar pasa a estar la clasificación docente que lleva un número conformado entre carreras, cursos, concepto, antecedentes culturales y antigüedad? Qué pasa con las conducciones a las que se accede por concurso de ascenso? Las conducciones no son elegidas porque sí. Cada docente conoce su puntaje y sabe que tiene acceso a los cargos teniendo una trayectoria en el sistema que te va formando y, realizando el curso de ascenso que al aprobar, te habilita para hacerlo. Un docente es consciente de sus limitaciones y sabe hasta dónde quiere llegar, mientras trabaja se capacita para lograrlo. Pero la supresión de las Juntas te asegura el acceso a determinados cargos por elección del Ministro y la legislatura restándole transparencia. Y si, quizás mi enojo haga que me vaya por la tangente, lo reconozco, es que hay tanto que se podría hacer y bien hecho por la escuela pública hoy.

    ResponderEliminar
  12. LauraAle Creo que tenés una idílica imagen del trabajo de las Juntas de Clasificación. No es la que se verifica en todos los casos, aún de las que tienen listados y concursos todos los años... Con respecto al proyecto Maestro de Maestro nada tiene que ver con las Juntas de Clasificación... Cuando se avance y sepamos realmente que es (no lo que dicen que va ser tanto promotores como detractores) podremos opinar... Gran abrazo

    ResponderEliminar
  13. Roberto Osvaldo Clienti30 de noviembre de 2011, 11:28

    Muy buena la nota y la que fuera refrenciada en la misma, pero quiero agregar una reflexión en mi calidad de ex docente de primaria, secundaria y universitaria.- Si bien el estatuto del docente fue un avance importantísimo con el correr del tiempo se ha ido desnaturalizando su gen fundacional.- La aparición en la vida docente de más de una decena de sindicatos fue mellando la trasparencia y se transformó la dedocracia estatal tan temida por la dedocreacia de los sindicatos, tanto en la conformación de las juntas como en las clasificaiones a los pares.- La politización de la educación en la base fue llevando a la misma a un deterioro al que hoy asistimos sin que los educandos o sus padres en su caso, puedan participar de una elevación de la eficiencia educativa.- Hemos asistido a la rebelion de docentes y alumnos en escuelas emblemáticas para oponerse a designaciones o a sistemas educativos y no se han escuchados las voces de los integrantes de la juntas en la defensa del sistema.- Las juntas fueron un gran sistema pero como todas las cosas a medida que la sociedad se "mediocratizó" (permítaseme el neologismo) las mismas también cayeron en en la mediocridad sin que esas voces que debían defender una educación de excelencia se hayam alzado en defensa de la misma.- Hoy la sociedad requiere nuavente como era "en el principio" una mejor educación vayamos hacia ella, no se si es por el sistema que defienden los sindicatos (que no ha dado los resultados esperados desde hace más de dos décadas o por el del Ministro de Educación de la ciudad, pero es necesario la síntesis para que llegar al "gana-gana" propiciado por el Blog.-

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Un tema a resolver por los maestros.

Sindicatos. Docentes. Comienzos de clase. Paros ¿Por qué llegamos hasta acá?

Ley de obligatoriedad de sala de 3 años. Aportes para el mejoramiento del proyecto oficial