Carta abierta de un docente de la Ciudad

En el día de ayer llegó esta carta a nuestro blog como un comentario a una de nuestras últimas notas. Creímos necesario publicarla como un post independiente ya que, minoritaria o no la postura del que escribe, es uno más de los miles de docentes que todos los días trabajan en nuestras escuelas y ponen en juego "cuerpo, pensamiento y alma" para ayudar a formar a nuestros pibes... De última, de eso se trata la democracia, la suma y el respeto a cada una de las voces, aunque la corriente mayoritaria pareciera ser otra...
Gracias Sebastián por el envío y esperemos que nuestros deseos compartidos, poco a poco, vayan cumpliéndose...
Aquí el texto de la carta...



ANTE EL PARO DOCENTE Y LA PREPOTENCIA DE MACRI

Hace unas semanas, el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires ha enviado un proyecto de ley a la Legislatura, introduciendo modificaciones al Estatuto Docente.
Por tal motivo, los sindicatos docentes, han convocado a un paro de 24 hs. para el día martes 4 de octubre y ahora otro, de 48 hs. para los días 19 y 20 de octubre.
El proyecto de ley que envía el Ejecutivo vulnera el Estatuto Docente y no establece las transformaciones que el sistema de designaciones docentes necesita para ser eficiente y absolutamente transparente. Dicho sistema necesita ser reformulado, ya que es inadmisible que, finalizando el año 2011, las designaciones se hagan en base a listados de hace por lo menos dos años.
Toda la información presentada por todos los docentes para ser evaluada por las juntas debe ser pública, y todos los ciudadanos debemos tener acceso al puntaje de todos los docentes inscriptos, y a la manera en la que se conforman los mencionados puntajes, y el consecuente orden de mérito.
Eso hoy no sucede, el proyecto del gobierno de Macri no lo contempla, y los argumentos de los sindicatos opositores tampoco hablan de dar mayor transparencia al sistema.
Las transformaciones al sistema son necesarias, pero sólo deben darse estimulando el debate, procurando los acuerdos, debatiendo sin preconceptos, convenciendo al otro. No parece ser el caso, y no parece ser el espíritu del Gobierno de la Ciudad y los sindicatos, que muestran un grado de intolerancia mutua que constituyen un mal ejemplo permanente.
Pero así como estoy en contra del proyecto de ley presentado, también creo que la mejor manera de defender la Educación Pública es en el aula. Tener el paro como único mecanismo de reclamo es anacrónico, y siento que la mejor manera de defender la escuela pública es estar en ella, generando un debate y no un feriado. Por eso resulta incomprensible que parar sea la única “medida ingeniosa¨ a la que se recurre sistemáticamente.
En la actualidad, el debate educativo parece girar exclusivamente en torno a salarios docentes, edificios escolares, paros, tomas, netbooks. Yo sigo creyendo que lo más importante en toda acción educativa debe ser el que aprende, y lo que aprende, como lo aprende, para qué lo aprende.
Respeto a la enorme mayoría de mis colegas, que apoyaron, apoyan y apoyarán estas medidas de protesta, y respeto también las iniciativas del Poder Ejecutivo, ya que quienes han sido elegidos democráticamente tienen derecho a establecer la orientación que consideren apropiado para su gestión.
Sé que mi posición es absolutamente minoritaria, pero mantengo mi postura de la semana pasada, sintiéndome firme en mis convicciones.
Debate, consenso, tolerancia, acuerdo, siguen siendo para mí los caminos a recorrer, lamento profundamente ver que eso aún no sucede.
Finalmente, quiero agradecer las muestras de apoyo por parte de colegas, amigos, estudiantes y padres que he recibido la semana pasada, con motivo del paro del día 4 de octubre.
 
Atentamente
Sebastián Katz
Docente de Escuela Técnica

Entradas populares de este blog

Un tema a resolver por los maestros.

Sindicatos. Docentes. Comienzos de clase. Paros ¿Por qué llegamos hasta acá?

Estados Unidos, Educación y algo más que elegir un presidente...